El diario de Ana Frank-Reflexión

¿Cómo comparar la vida de Ana Frank con la mía? Podría decir que me siento hasta egoísta haciéndolo, considerando las arduas condiciones en las que ella vivió, y cómo siempre siguió adelante con voluntad, permaneciendo como una persona risueña, positiva y alegre en medio de una guerra como la que le tocó pasar a una edad tan corta. Ana era incluso menor que yo, pero no hay mejor ejemplo para demostrar que a veces la edad, no hace la experiencia. Si me pongo a pensar, me pone muy triste saber que a alguien que no llegó ni a mi edad le sacaron un montón de oportunidades, y que no hubo nada lo cual pudo hacer al respecto. Me imagino la impotencia que sintió y realmente, lo único que consigo sentir es admiración. Me sentí muy representada con Ana siempre que leía, aunque solo en algunas cosas. Es sorprendente lo mucho que ella se fija constantemente en su relación con su familia y con Peter, mientras que yo muy pocas veces me pongo a analizar cómo me llevo con mi familia y relativos. Probablemente una de las razones por las cuales este es uno de sus pensamientos más frecuentes es debido a que estaba aislada en el escondite, siempre junto a las mismas personas del Anexo, sin actividades para distraerse de la horrible situación,  ni amigas para pasar el rato. Esto hacía que su familia y su manera de llevarse fuera una de las cosas más importantes en la vida de la joven. No obstante, por más que los pensamientos que rondan en nuestras cabezas son diferentes, siempre que leí las entradas del diario de Ana, me sorprendió lo mucho que coincidí en su manera de pensar. 

Otra cosa en la que me pareció que tal vez nos asemejamos es en que Ana era a veces muy dura consigo misma, y exigía demasiado de ella misma teniendo en cuenta las condiciones en las cuales estaba viviendo. Ella además por lo general siempre buscaba algo para poder despejarse de la realidad si se sentía muy agobiada, desconectando y encontrando un poco de paz: Kitty (su diario íntimo), la naturaleza, la lectura, observar por la ventana, su tiempo con Peter…  Por otro lado, frecuentemente, debido al fuerte enojo que la invadía, soltaba insultos y barbaridades que verdaderamente no pensaba, algo que yo también suelo hacer. Esto sucedía más que nada con su madre, ya que su relación era complicada y no coincidían en muchas cosas. Sin embargo, hay algo que nos diferencia mucho, y es la paciencia. Dudo mucho que ante la misma situación que la que ella se encontraba, hubiese vivido con tanta positividad, calma, tolerancia y mansedumbre. Creo, verdaderamente, que el diario de esta niña es algo que todos deberían leer, ya que refleja una madurez y un ejemplo enorme no solo para adolescentes, sino que para personas de cualquier edad. A medida que avancé con la lectura del diario, Ana realmente se volvió un ejemplo a seguir. Su vida fue una lucha. De todos modos, no había a quien luchar. No tenía a nadie a quien vencer, y nada por hacer. Eso es debido a que nadie podía explicar porque estaba sucediendo lo que sucedía, y por qué se daban esas atrocidades. Ella tuvo que conformarse toda su vida con respuestas a medias, y es increíble no encontrar ninguna entrada con quejas acerca de la situación que le tocó vivir. Ojalá algún día ser capaz de vivir la vida como esta muchacha, la cual luchó una guerra en silencio, que dejo grabada por escrito; y que el día de hoy nos llega e impacta a muchos de nosotros, demostrándonos lo privilegiados que somos, y cuánto debemos agradecer nuestra vida.

El lenguaje

En nuestras últimas clases de Lengua, con nuestra profesora, Camila Aliberti, estuvimos tratando un nuevo proyecto llamado: “Hablando se entiende la gente”. Trabajamos individualmente realizando algunas actividades, está eso la presentación donde se encuentran las mías:

https://docs.google.com/presentation/d/12MID52SorrTbdxM-rJEJa3yOMu7vLwZ1h85mxYSlWYM

 

En grupos trabajamos con los lectos e hicimos el siguiente documento:

https://docs.google.com/document/d/1giuXQzffjDx7uQm7N8m7DHwty5dcy3y59Q-Lzb0oZ6g

Caso Policial

     Y un día simplemente ya no estaba. Ya no estaba en su banco de la clase, ni en su casa, acostada en la cama con la computadora, como siempre se la encontraba. No tenía muchos amigos, y su familia era una con mucho dinero, pero muy ausente. Nadie se dio cuenta de su ausencia hasta que estuvo por quedarse libre, y su nombre apareció con un rojo sangre en la lista. Los profesores decidieron llamar a los padres, preguntando por ella, por Elena. Ellos respondieron sin mucho interés ante la llamada, diciendo que estaban de viaje y que llamarán a Marta, la abuela de la chica, que se encontraba en la ciudad. Se noto que los padres solo querían sacarse de encima a su hija y sus problemas, ya que cuando el colegio llamó al número de la anciana ella solamente dijo que no recordaba nada y negó que fuera su nieta. Luego se apuró a cortar, pero no sin antes dejar en claro un severo Alzheimer.

   Las pocas personas que sabían donde vivía tocaron el timbre de su casa, esperando una respuesta. Nada. Decidieron inútilmente esperar, y luego de unos días, contrataron a un detective privado. El fue a la casa en busca de alguna pista, de alguna señal de donde podía encontrarse Elena, de una respuesta. Busco por semanas, y no había nada que pareciera indicar que le había pasado. Lo único que llamó su atención fueron unos rayones hechos en el escritorio de la chica, formando dos letras chinas repetidas por toda la delicada madera. El significado solo confundió más las cosas. Al buscar esas letras, una palabra conocida apareció en la pantalla del celular del hombre: “olvido”. Elena hablaba muchos idiomas, uno de ellos era el chino. Las letras habían sido marcadas en el escritorio con un cuchillo sin mucho filo, el cual se destacaba por sus toques dorados en el mango. Habían sido hechas recientemente. A la derecha del mismo escritorio había un vaso de vidrio usado. La cama de la chica estaba deshecha, y su placard muy desordenado.

Las Doradas Manzanas del Sol (final)

Las doradas manzanas del sol

   Y finalmente, luego de un largo viaje, llegaron a la Tierra, exhaustos. Orgullosos por su logro, sonreían. Mientras tanto, el interior de la copa brillaba tanto que los ojos de uno no podían dirigirse hacia donde se encontraba. No había pasado mucho tiempo cuando la tierra empezó a temblar. Por algo el sol siempre había estado tan alejado de la Tierra. Todo pasa por algo, todo tiene una razón de ser como es. ¿Como no lo habían deducido? Su muerte se acercaba, y la de sus futuras generaciones, también. Cualquier futuro resultaba imposible, por haber desafiado a la naturaleza. El núcleo de la Tierra y el Sol son dos fuentes que generan demasiada energía, estando tan cerca una de la otra, se produjo en la Tierra tanto calor para la capa terrestre que se comenzó a derretir, acabando con todas las vidas de esta. Tanto esfuerzo por sobrevivir para terminar muriendo. Todo había sido en vano. Un mundo indeseable, o más bien ningún mundo, ya que este había desaparecido. Su orgullo se transformó en decepción. Y su decepción en un vacío, y en el fin de su existencia.

Actividad “Relato de un Náufrago”

En nuestra última clase de Lengua trabajamos con el libro “Relato de un Náufrago” e hicimos un trabajo con los grupos base sobre este. Yo trabajé con Juan Simón Machado Pennise y Valentina Pease. A continuación dejo las respuestas a las preguntas de la profesora y un dibujo que también formó parte de la actividad que hicimos.

 

Busquen información y características de:

1A)  Las tortugas marinas en el Mar Colombiano.

B) ¿Cuánto tiempo resiste una persona bajo el agua sin respirar?

C) ¿Cuál es la conducta y las características de los tiburones del Caribe?

Respuestas:

A)En Colombia hay treinta y dos especies distintas de tortugas. Veintisiete de aquellas son de tierra o de agua dulce, el resto son marinas. El nombre científico de las tortugas es Chelonioidea, son reptiles de tamaño grande. Ellos se componen de una parte superior llamada caparazón, y una parte inferior llamado plastrón. Están cubiertas por escamas, o también llamados “escudos”.

Las tortugas marinas no tienen dientes, y sus mandíbulas se han cambiado a picos para adaptarse a su dieta particular.

Sus orejas están cubiertas por piel, y escuchan mejor debajo del agua que afuera.

Todas las tortugas empiezan su vida en la tierra, ya que las hembras deben ir a la tierra para poner sus huevos en la arena.

La nutrición de las tortugas marinas no es solo la vegetación, también se alimentan de esponjas, algas, plantas marinas, moluscos, crustáceos y peces que encuentran en el mar.

Estos reptiles marinos son solitarios, y solo interactúan con tortugas de su misma especie pero por muy poco tiempo.

De cada mil tortugas solo una llega a ser adulta. Esto es porque se enfrentan con muchas amenazas como el comercio ilegal de su caparazón, la pesca incidental, el saqueo de nidos y la contaminación. Los predadores no son una de las amenazas ya que no tienen muchos enemigos.

B) Algunos profesionales pueden llegar a durar increíblemente hasta veinte minutos debajo del agua. El máximo récord es de veintidós minutos y lo hizo un suizo llamado Tom Sietas. Sin embargo, lo normal es que una persona no pueda aguantar más de dos minutos sin respirar en el agua. Esto es porque se acumula el dióxido de carbono produciendo dolores en el diafragma y los músculos cercanos a las costillas, y pasado este tiempo, el cuerpo nos obliga a respirar.

C) Las características distintivas que definen a los tiburones de Arrecife del Caribe son: aletas de color oscuro sin marcas y una corta punta trasera. Este tipo de tiburón es difícil de distinguir entre el tiburón oscuro  y el tiburón sedoso. Tal y como se puede presenciar en Relato de un Náufrago estos tiburones casi no son agresivos, en el cuento solo muerden la balsa una o dos veces como mucho. El color que más distinguen, a pesar de su vista reducida, es el color blanco o los colores brillosos. Los tiburones se alimentan en su mayoría de peces de arrecife. Los más jóvenes también de cangrejos y camarones.

 

La guerra de los yacarés

En nuestra clase de Lengua leímos el cuento “La guerra de los yacarés” e hicimos una ilustración en grupos de una escena. Yo trabajé con Lucas Vorbeck, Facundo Segura y Pilar Omodeo. Hicimos una cartulina con el dibujo de una parte del cuento y también una presentación en la cual hablabamos sobre el Río Paraná (flora y fauna) y el autor del cuento, Horacio Quiroga.

Esta es la cartulina: