La segunda entrada de mi E-Portfolio

La segunda experiencia de clase que disfruté mucho fue la del proyecto final: “derribemos estereotipos para cambiar el mundo”. El principal objetivo de la actividad era realizar un trabajo grupal en el que se transmite el mensaje de que es
posible cambiar nuestro mundo a partir de nuestra propia vida; sin agresión
ni violencia, con contundencia y seguridad.
Ya habíamos realizado una actividad previa en la que recopilamos información acerca de una mujer influyente del siglo XIX. Yo elegí trabajar con Michelle Obama. Lo interesante de esta actividad fue que al poder unir nuestro trabajo, aprendí no solo acerca de este importante ícono, sino que también de otros muy interesantes, como Janis Joplin, Coco Chanel y Ana Frank (de la cual ya habíamos leído el diario el año anterior).
Aprender de esta manera fue muy interesante porque me contaban la historia de cada mujer mis amigas, lo cual hizo que se tornara mucho más llevadero e inquietante. NO obstante, me hubiese gustado poder adentrar y conocer aún un poco más de la vida de cada una de estas increíbles mujeres. Me agradó que la participación de todos los miembros del equipo fue muy equitativa. Trabajé con Emilia Varela, Felicitas De Simone y Sol Ruitti y las tres fuimos capaces de realizar la misma cantidad de trabajo de manera cómoda, y participando en cada una de las actividades con igual responsabilidad.
A partir de esta actividad pude no solo reflexionar en los grandes cambios que surgieron en la sociedad gracias a alzar la voz, sino que también conocí mucho más de cómo era la vida antes de que surgieran estos cambios, y cuál era el contexto y la biografía de cada una de las mujeres que lo llevaron a cabo. Disfruté poder trabajar con libertad, incluyendo datos y nuestra investigación, al igual que nuestra propia opinión.
En nuestra entrega incluimos un video, un podcast y posters acerca de cada uno de los personajes. En esta actividad verdaderamente me esforcé porque una vez más, el trabajo me interesaba mucho y me divertí haciéndolo con mis compañeras. Igualmente, no participé en la actuación del video porque era una entrevista entre dos de mis compañeras, y me hubiese gustado poder aparecer. Además, como ya veníamos tratando el tema de los estereotipos hacia el género femenino y las diferencias respecto al masculino, como trabajo final fue un lindo cierre a todo lo aprendido. Aunque tuvimos que adelantar parte del trabajo adelantando en nuestras casas, y tuvimos que arreglarnos para grabar sin sonidos de fondo, tuvimos todos los elementos necesarios para lograr un buen resultado final.
Si pudiera volver a realizar el trabajo, intentaría hacer un video en el que todas figuremos, e incluiría a Emilia Varela en el podcast, pero no cambiaría nada del contenido del trabajo en sí.
Lo que me pone más orgullosa acerca de este trabajo es que realmente lo hicimos reflejando nuestra propia opinión, y no lo que es “correcto” pensar, lo hicimos con total libertad y nos lo tomamos en serio, aprovechando para verdaderamente poder analizar sobre los estereotipos que las mujeres enfrentan. Mi mayor logro fue poder expresar mi opinión pero también dar lugar a conocer las de mis amigas. Fue una actividad divertida y enriquecedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *