E-PORTFOLIO: Un ensayo para concientizar y reflexionar

Durante nuestras clases de Literatura hemos realizado distintas actividades interesantes. Hubo varias que disfrute realizar, como fue el caso de informarnos acerca de la Guerra Civil española, leer el libro “El lector de Julio Verne”, la música machista y la feminista, los colores considerados “femeninos” y “masculinos”, Sor Juana Inés De la Cruz, la hembra y sus diferencias con el macho en el reino animal, los nombres de las calles de los barrios porteños y los poemas de mujeres destacadas en la Literatura. No obstante, mi trabajo preferido fue el ensayo que realizamos sobre las mujeres. 

Esta actividad consistió en realizar un ensayo argumentativo que respondiera a una pregunta de varias opciones. Las preguntas cuestionan con profundidad la igualdad de género, y yo elegí la siguiente: ¿Es posible afirmar una igualdad entre el hombre y la mujer? Me gustó mucho haber podido trabajar sobre este tema con libertad, teniendo la posibilidad de volcar mis propias ideas junto con lo aprendido en clase. No solo creo que me llevó a un análisis y una reflexión la cual nunca me había planteado, sino que también siento que pude afianzar y poner en evidencia algunas cosas que ya habíamos visto anteriormente, comprendiendo mucho mejor como es hoy en día, y cómo vivimos, la desigualdad de género. Lo que más me gustó de mi  trabajo fue como me sentí identificada con lo que estaba escribiendo, lo cual me llevó a poder intrigarme e involucrarme en la escritura. 

En este trabajo, aprendí principalmente acerca de los grandes avances que se hicieron respecto a la igualdad entre hombres y mujeres. La manera de referirse a las mujeres, sus oportunidades y como eran tratadas, cambió muchísimo para llegar a nuestra realidad, evidenciando el gran avance social que esto implicó. A su vez, pude abarcar un montón de aspectos en los que lamentablemente, aún seguimos notando esa desigualdad. 

Principalmente, fueron temas tales como la seguridad, el salario, las oportunidades de trabajo y la violencia, en las que aún notamos que hay una gran brecha entre la realidad a la que el hombre se enfrenta, frente a la que la mujer lo hace. 

A este trabajo le dediqué mucho tiempo y verdaderamente me esforcé, ya que como me interesaba el tema y me parecía sumamente importante, me gustó escribirlo. Para realizarlo, dividí mis argumentos a favor y en contra de la pregunta, y luego los organicé de manera en la que quedaran plasmados primero los que apoyaban la idea de que se puede afirmar una igualdad, y luego las que no. Esta técnica, al igual que siempre que realizo ensayos, me resultó efectiva y práctica. Además, haber analizado esta  pregunta compensó mi trabajo en clase, ya que me sirvió para poder rendir el cuatrimestral sintiéndome mucho más confiada y preparada para escribir sobre el tema. 

Mi mayor logro al realizar este trabajo fue el hacer un buen análisis del tópico de la igualdad entre el hombre y la mujer, logrando analizar y tener en cuenta no solo un lado sino que ambos lados del tema, uno a favor y en contra de que existe una igualdad entre los sexos, logrando fundamentar con argumentos. Si tuviera la posibilidad de empezar el trabajo de nuevo, no cambiaría muchas cosas; no obstante, tal vez elegiría otra de las opciones de las preguntas para lograr reflexionar sobre algo distinto y utilizar nuevas fuentes, aprendiendo nuevas cosas para aplicar en mi trabajo.